miércoles, 17 de enero de 2018



El Sillón de RECTOR
Esto del “sillón del poder” es una expresión ya en desuso. Pero hay que reconocer que el sillón está íntimamente asociado al poder. En la Psicología Analítica se dice que si sueñas con un sillón es que deseas tener acceso a personas importantes. Freud, hoy denostado en la academia, elevó el material onírico, que hasta entonces era cosa de videntes y adivinos, a la categoría de material científico tras larga y rigurosa interpretación.

El sillón del poder es tan erótico que son muchos quienes se entregan en sus brazos, como si en ello les fuera la vida. Los principales políticos del panorama nacional e internacional están volcados y deseosos de tener cada vez un sillón más importante.

En la Universidad ocurre lo mismo: el sillón más grande y elevado, el que suscita más erotismo es el del Rector, y es importante que la persona que lo ocupa sea capaz de llenarlo como ocurrió con Antonio Soler o con José Loustau, no así con los últimos inquilinos de Convalecencia, a quienes el sillón les viene grande.

Después están los Vicerrectores, Decanos y Directores de Departamento, también celosos ocupantes de un sillón; y no vean lo que cuesta desalojar a algunos de su sede. Hace algún tiempo se llevó a cabo la remoción de un decano, eso sí con “estilo universitario”, que quiere decir sin que se diga, sin que se sepa, sin que se note, y fueron muchas las “lágrimas” que se derramaron como expresión de un amor, de una pasión hacia el sillón.

Todavía no he asistido al abandono de un solo sillón en la universidad, si no es para ocupar otro aún más elevado. Hay adictos al poder que ocupan el sillón prácticamente de forma vitalicia.

Viene esto a cuento por la  Sede Vacante en  la UMU.  Está abierto el proceso para elegir Rector y equipo rectoral, en unos momentos en que la situación es especialmente crítica ¿Quién es el guapo que se atreve a ocupar un sillón tan embarazoso?

Pero cuando parecía casi imposible encontrar un candidato “excelente”, dispuesto a asumir esa dura tarea, resulta que son seis los que gustosamente se ofrecen. Hay seis (precandidatos todavía) y un sobrero; y son muchos los interesados en formar parte de los equipos. Ese interés desinteresado les lleva a prometer lo indecible para conseguir un sillón, de inferior categoría pero sillón a fin de cuentas.

Y a los corre-ve-y-dile que se han movilizado para vender el “producto”, les corresponde, -según costumbre de la Casa-, una silla o taburete; intercambiable más adelante por un manejable silloncito. Así es y "así debe ser" para que todo sea funcional.

P.D.

PRIMERA: Seis equipos de aspirantes a vicerrector dan idea de hasta qué punto hay gente dispuesta a "inmolarse" por el futuro de la UMU. Y eso que algunos vienen después de haber probado "las mieles del poder". Hasta cuatro mandatos como decanos se han echado al cuerpo, y no parecen "quemados". 
SEGUNDA: Me escriben algunos colegas, para que diga que me gusta su candidato. No tengo inconveniente, pero son seis, y me gustan todos. Ante seis joyas es difícil elegir una. Además, de que les serviría el apoyo de un "don nadie".
TERCERA: Necesitamos saber quién es el “Colaborador” denunciado por el profesor García Sánchez en Anuncios. 


domingo, 14 de enero de 2018



“DISFRUTAR”

Son muchos los que me hablan de “disfrutar. Es la palabra de moda. 

Estoy de acuerdo con el papel que juega la experiencia placentera en una vida saludable. Pero algunas fuentes de placer, podrían calificarse de frívolas y estúpidas. 
 
Estos chicos -algunos de ellos políticos NINI- que aconsejan disfrutar sin respiro, ¿por qué no disfrutan haciendo algo útil, trabajando, creando, transformando esta Sociedad Corrompida?

“El único bien del hombre es disfrutar con lo que hace: esa es su paga”, dice  Qohélet.   (Eclesiastés, 3, 32)

lunes, 8 de enero de 2018

UN CANDIDATO
A RECTOR
He leído con alborozo que vas a ser candidato a Rector ¡Por fin tenemos candidato progresista! Tu perfil trasmite esperanza, ilusión, seguridad... Ahora sí que me lo creo.

Indudablemente tú eres el mejor, conoces la universidad al dedillo, ¿cuántos años has estado ya en puestos de gobierno? Te lo sabes todo: estrategias, habilidades, compromisos, riesgos, pactos...; conoces todos los modelos y has aprendido todos los trucos. Sólo te falta aplicar técnicas de marketing. Di alto y claro por qué quieres ser rector. En este aspecto, no debes aducir motivos personales, no queda bien, aunque sea la razón última que te lleve a luchar por “el sillón”. Debes expresar, por el contrario, que todo va a cambiar: se resolverán los problemas que tienen los PAS, se acrecentarán los recursos para que los profesores puedan investigar en condiciones y los alumnos disponer de becas, se acabará con el apadrinamiento en el tema de plazas, se va a desterrar la filosofía del éxito basada en la imagen, y se promoverá la Universidad de las ideas, del debate, de la tolerancia, de la libertad de expresión.

 Debes mostrar que eres el Candidato con mayúscula, y como tal te comprometes a que desaparezcan ciertas prácticas propias del antiguo régimen; que vas a mostrar tolerancia cero a las irregularidades que se observan en algunos departamentos o servicios. Esto te dará votos, porque somos muchos los que estamos desconcertados al ver que hay “mandarines” que operan con los bienes públicos, como si de una finca privada se tratara.  Tú no sólo eres excelente, sino también decente.

Comprendo que no es fácil ilusionar a la gente para trabajar en un proyecto de cambio, cuando otros ya hablaron este lenguaje y después su mandato resultó ser una completa decepción. Pero si quieres ganar a tus contrincantes tienes que ilusionar, encantar, seducir, prometer, incluso “embaucar”, no hay más remedio.

Tienes que mostrar tus cartas: valores, argumentos, razones... Has de aparecer como el depositario de un secreto capaz de transformar la universidad. La universidad de la que vas a ser Rector, tiene sobre todo un problema: los profesionales que quema. Es el momento de que tú, como próximo rector, (serás rector, no lo dudes), te comprometas ante una situación que no se puede sostener.

Si es así, puedes contar con el apoyo de un amplio grupo de profesores y PAS que desde hace tiempo se encuentran indignados, y decepcionados, pero también dispuestos a combatir por una universidad digna de este nombre.
No sé si contestarás mi carta, pero creo que debes hacerlo.

Atentamente,
J. Buendía

Post Data
Son cinco, que podían ser seis, los candidatos. No se entiende muy bien, que ese alcalde que alcanzó la excelencia investigando, y fue promovido por ello a catedrático hace unas semanas, no haya mostrado todavía sus deseos de ser rector.
En la UMU, ser granuja resulta rentable” comenta un precandidato.

Otro sí: Pregunta una periodista si hay algún candidato de “derechas”. No lo creo. Todos se califican progresistas y renovadores.
31/12/ 2o17

domingo, 7 de enero de 2018



Compañero del alma, Compañero
A mi amigo Alfonso, con quien he compartido ratos inolvidables, tanto en Barcelona cuando estudiábamos en la Universidad, como en Murcia, vecinos en el barrio de la Flota. El día 30 de noviembre no pudo despedirse de nosotros ¡Todo fue tan rápido! 

Queda en el recuerdo las largas conversaciones sobre temas de actualidad y sobre todo lo nacido: filosofía, política, religión, historia. Alfonso era muy inteligente, y muy culto. Disfruté de lo lindo conversando con él.

Tengo sobre la mesa las grabaciones de Canto Gregoriano con las que me obsequiaba. Yo, por mi parte, compartía con él Aceite Royal, en los desayunos del bar Rosarito.

Era una suerte encontrarse con él por la mañana y hablar de cualquier cosa. Empezabas el día con buen pie, porque contagiaba su visión positiva ¡Podría contar tantas cosas de Alfonso Arques! El viaje a Jerusalén, por ejemplo, fue una delicia... 

QUE VIVA MUCHOS AÑOS, es decir siempre. Es lo que deseo a este compañero del alma.